Las Provincias

El puente comenzará con lluvias, aunque a partir del domingo el sol será el protagonista

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:13

Estamos a las puertas del puente más largo del año. El día de la Constitución del próximo martes junto con el de la Inmaculada del jueves configuran una semana extraña, repleta de días festivos, y en la que los más afortunados, podrán disfrutar de un puente realmente extenso.

Siempre que llegan fechas cargadas de fiestas miramos al cielo con mayor interés, para ver cómo se va a comportar la atmósfera durante esos días y poder organizar de esta forma el tiempo libre. Vaya por delante que la propia extensión del puente hace casi imposible determinar cómo será el tiempo durante todo el mismo, debido a que la previsión meteorológica más allá de 4-5 días adquiere incertidumbres suficientes para que su fiabilidad decaiga de forma importante.

Lo que sí está claro es que el puente va a comenzar con lluvias. Mañana viernes,

las nubes irán ganando terreno a medida que avance la jornada, y las precipitaciones se irán extendiendo desde el interior hacia la costa de forma generalizada. No serán en principio lluvias importantes, sino más bien entre débiles y moderadas, salvo en la mitad sur de la Comunidad donde estas pueden ser más importantes e incluso ir acompañadas de tormentas. La nieve podría hacer acto de aparición en las montañas, ya que se espera que la cota se sitúe entorno a los 1.500 metros.

El sábado, el día amanecerá de nuevo con nubes, aunque los claros irán ganando poco a poco protagonismo conforme avance la jornada. Durante la mañana pueden todavía producirse precipitaciones moderadas en el sur de la Comunidad, de nuevo acompañadas de tormentas.

A partir del domingo la atmósfera se estabiliza, y las nubes y chubascos dejan paso a los cielos casi despejados. Las temperaturas sufrirán un descenso significativo en cuanto a las mínimas, mientras que las máximas se mantendrán en valores muy agradables.

Esta tendencia estable de la atmósfera parece que nos acompañará durante buena parte de la próxima semana, debido a que estaremos bajo la influencia anticiclónica. Tendremos por tanto días prácticamente despejados, con temperaturas agradables durante el día, y frías por las noches, con heladas en puntos del interior. Habrá que estar también atentos a las nieblas, que pueden aparecer a primeras horas en zonas del interior. Sólo se vislumbran cambios hacia finales de la semana, cuando los modelos de predicción apuntan a la entrada de un frente por el oeste de la Península que podría de nuevo dejar algunas precipitaciones en nuestro territorio.

Por tanto, de cara al largo puente que comienza mañana, tras un comienzo pasado por agua, se espera que el sol sea el protagonista durante buena parte del mismo.

Buscar