Las Provincias

¿Ciclón extratropical? ¿Ciclogénesis explosiva? Xintiha nos visita este fin de semana.

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:07

Ciclón extratropical, ciclogénesis explosiva, tormenta perfecta....seguro que en los últimos días no han parado de oír estos términos haciendo referencia a la situación meteorológica que va a afectar a la península durante el fin de semana. La verdad es que son términos lo suficientemente mediáticos y llamativos como para que los medios de comunicación se lancen a por ellos, como de hecho lo están haciendo...y con razón, ya que la situación del fin de semana, por lo que se refiere al norte de nuestro país principalmente, es potencialmente peligrosa y mucho me temo que los daños van a ser importantes. Vamos a intentar aclarar un poco estos conceptos.

Un ciclón extratropical no es ni más ni menos que una borrasca. Las borrascas, zonas de la atmósfera donde la presión decrece conforme nos acercamos a su centro, se alimentan de energía bien a través de las cálidas aguas del océano, o bien por el choque de dos masas de aire de temperaturas diferentes. En el primero de los casos hablamos de ciclones tropicales, que son las famosas borrascas que se forman en los trópicos y que en algunas ocasiones acaban convertidas en huracanes. En el segundo de los casos hablamos de ciclones extratropicales. Las borrascas que suelen afectarnos en nuestras latitudes son de este último tipo, y tienen por tanto su origen en el choque entre las masas frías que descienden del ártico y las cálidas que ascienden de la zona ecuatorial. Por tanto, y en principio, todas las borrasca que afectan a nuestras latitudes son ciclones extratropicales, pero el término se suele utilizar sólo cuando estas llevan asociados vientos de más de 120 km/h. La borrasca que nos visitará el Sábado se espera que tenga vientos incluso superiores, por lo que es correcto referirnos a ella como un ciclón extratropical.

Por otra parte, se hace referencia a ciclogénesis explosiva cuando la borrasca en cuestión se profundiza de forma muy rápida, es decir, cuando la presión en su centro baja muchos milibares en poco tiempo. Normalmente estas caídas de presión tan importantes se deben a que en la formación de la borrasca las masas de aire que se encuentran son muy diferentes. La borrasca que se acerca a la península tiene su origen en un choque de masas de temperaturas muy distintas que se ha producido en el atlántico, por lo que la presión está descendiendo de forma considerable en su centro, cumpliendo los requisitos para ser considerada una ciclogénesis explosiva. El término, aunque suene apocalíptico, no hace en principio referencia a los efectos que puede llegar a causar, aunque normalmente la violencia con la que se producen los descensos de presión en este tipo de borrascas hace que los vientos que produce sean muy fuertes y por tanto suelen dejar tras de sí daños importantes.

A falta de menos de 48horas para que Xyntiha (así es llamada "nuestra" borrasca) nos afecte, existen algunas dudas acerca de su posición definitiva y de su potencia final, debido a que en estos momentos se encuentra en medio del océano atlántico, cerca de Madeira, una zona con pocas estaciones meteorológicas. La falta de estos datos hace que los modelos de predicción aún no sepan modelizar muy bien como se va a comportar Xyntiha. Pese a ello, y como existen muchas papeletas para que la situación sea ciertamente peligrosa, el AEMET ya ha establecido su mapa de alertas, activando la alerta roja en la mayor parte del norte de España, donde los vientos pueden superar los 140km/h.

Para la Comunidad Valenciana no se espera que la situación sea ni mucho menos tan comprometida. En principio vamos a ser de las zonas menos afectadas por Xyntiha, y sólo en las zonas del interior se podrían registrar rachas fuertes de viento, por encima de los 80km/h. Aún así habrá que seguir al minuto la evolución final de Xyntiha, no sea que al final le de por desviarse y darnos una sorpresa.

Buscar