Alerta por nieve

Antonio Rivera - 3 Feb 2012 - 10:15

La masa de aire siberiana que nos afectará a partir de mañana se encuentra ya a las puertas de la Península, dejando a su paso temperaturas gélidas en buena parte del viejo continente: -23ºC en Moscú, -17ºC en Varsovia, -14ºC en Berlín -10ºC en Praga. Son sin duda temperaturas muy bajas que nos dan una idea de la potencia de esta masa de aire frío que nos afectará. Dicha masa comenzará a entrar en la península a partir de esta tarde-noche, llegando a la Comunidad Valenciana en las primeras horas de mañana jueves.

Aunque ya les comentaba que si por algo se va a caracterizar esta masa es por su sequedad, habrá que estar muy atentos no obstante a las primeras horas de este episodio de frío, ya que la formación de una pequeña borrasca al sur de las Baleares hará que al principio los vientos puedan tener algo de recorrido marítimo. De esta forma, la la llegada del frío coincidirá con la mayor probabilidad de precipitaciones. Éstas no serán ni mucho menos importantes, aunque dado el frío que viene acompañándolas, bien podrían ser de nieve a cotas muy muy bajas, incluso podría verse algún copo despistado en la costa.

Donde estas precipitaciones pueden ser más importantes es en el sur de laprovincia de Valencia y norte de la de Alicante, zona favorecida siempre por la entrada de vientos de Gregal. En esa zona, la Agencia Estatal de Meteorología ha establecido el nivel amarillo de aviso por nevadas, con acumulaciones de hasta 2cm, y con una cota que iría bajando a lo largo de mañana hasta situarse en apenas 200 metros.

A partir de ese momento, la inestabilidad desaparecerá al ir trasladándose la borrasca hacia Italia (lo que favorecerá de hecho la entrada de aire más frío desde centroeuropa) y lo que nos quedará durante el fin de semana será frío, mucho frío. Un frío que se verá incrementado por la acción del viento, que al soplar con rachas moderadas acentuará la sensación térmica heladora.

Y ojo porque en contra de lo que indicaban ayer los modelos, a día de hoy parece que la situación se alargará hasta los primeros días de la próxima semana. Estamos por tanto a las puertas de una situación de frío intenso que va a hacer disfrutar a los amantes del frío de verdad, mientras que los frioleros tendrán que resignarse y tener paciencia.