Alerta naranja por lluvias de hasta 140l/m2 en 12 horas

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:13

Tal y como les comentaba ayer la situación meteorológica en la Comunitat Valenciana se va a ir complicando durante las próximas horas. Las lluvias que hemos tenido durante las primeras horas del día se deben al paso de un frente que ha barrido la península de Oeste a Este, dejando eso sí cantidades poco significativas en nuestro territorio como suele ser habitual en estas situaciones.

Aún así, será a partir de mañana a mediodía cuando la situación se complique de verdad en nuestra zona, debido a que el aire frío que viene detrás del frente se aisla en altura formando un embolsamiento de aire frío en altura, o gota fría; lo que unido a la entrada de vientos marítimos en superficie hará que las precipitaciones puedan ser importantes en buena parte del litoral de la Comunitat.

En estos momentos los modelos de previsión apuntan a que será la zona delnorte de Alicante y sur de Valencia donde estas lluvias pueden ser más importantes, aunque no se descarta que estas afecten a casi cualquier punto del litoral. La Agencia estatal de Meteorología ha establecido para mañana viernes y para la jornada del sábado la alerta naranja en todo el litoral de la provincia de Castellón, en el litoral de Valencia y en el norte del de Alicante por precipitaciones que pueden acumular hasta 140 litros por metro cuadrado en tan solo 12 horas, no descartando que estas cantidades puedan ser incluso más elevadas en algunos puntos.

Por su parte la Generalitat Valenciana ha decretado la Preemergencia por fuertes lluvias en el litoral de Castellón y Valencia, así como en el interior sur de Valencia y litoral norte de Alicante, mientras que el Centro de Coordinación de Emergencias (CCE) ha activado el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones.

Habrá que estar pues muy atentos ante esta situación importante de lluvias, extremar las precauciones y seguir la evolución del que casi seguro será el temporal otoñal más importante de este año. Recuerden que en estas situaciones hay que evitar coger el vehículo salvo que sea imprescindible, evitando carreteras secundarias y no atravesando bajo ningún concepto ningún vado o lugar inundado. No dejar los vehículos aparcados en zonas inundables. Hay que extremar también las precauciones en lugares situados junto a cauces, ríos o barrancos, ya que aunque suelan ir secos, en estas situaciones pueden registrar crecidas importantes en muy poco tiempo. En definitiva utilizar el sentido común.