Las Provincias

La tragedia de Finestrat: la consecuencia de nuestras atrocidades urbanísticas.

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:13

Lluvias fuertes han afectado a zonas del litoral de Alicante durante la mañana de hoy, dejando en algunos puntos cantidades por encima de los 90l/m2 como en Teulada, o 60 en Benidorm. La entrada de vientos de componente marítima en la zona, unido a la inestabilidad provocada por la existencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera han sido los detonantes de estas lluvias.

Pero la noticia trágica se ha producido en la localidad alicantina de Finestrat, donde dos turistas británicos han perdido la vida cuando un mercadillo se ha visto sorprendido por el desbordamiento de un barranco. Podríamos decir que es la cara más amarga de la meteorología, cosas que pasan en un clima como el nuestro que se caracteriza por los fuertes aguaceros otoñales...Pero analizando un poco más detalladamente la situación vemos que la mano del hombre vuelve a estar detrás de la tragedia.

En primer lugar, hay que decir que los barrancos, esos canales que en muchas ocasiones aparecen secos, son el resultado de muchos años de acción de la Naturaleza. El agua, cuando cae en grandes cantidades, busca la forma más directa de llegar hasta el mar, esculpiendo de esta forma canales y barrancos. Seguro que en muchas zonas costeras de la Comunitat, y de otras zonas de España, han visto ustedes multitud de estos ríos secos, que llaman su atención por su gran cauce y profundidad. Ese gran tamaño es una prueba fehaciente de las grandes avenidas que por él han pasado en el pasado, y que, como suele ocurrir en cuestiones climáticas, pasará.

Es por esta causa por la que es aberrante la forma que hemos ordenado nuestro territorio en buena parte de litoral, construyendo casi en cada centímetro de costa desoyendo la opinión de muchos profesionales y de las señales que nos deja la Naturaleza. Los años de despilfarro, PAIs y pelotazos urbanísticos han dañado nuestro suelo, y como ha ocurrido desgraciadamente hoy, poniendo en peligro la vida de los ciudadanos.

En el lugar de la tragedia de hoy, el ultimo tramo hasta la desembocadura delbarranco en la misma playa de la Cala de Finestrat es inexistente. Como mucho, un pequeño desagüe que para a dicha playa, pero para nada preparado para lo que puede llegar a llover en dicha zona. El barranco viene encauzado hasta unos 200 m. antes de la playa (obras realizadas hace unos 2 años). A partir de ahí es todo zona comercial, calles, bares, hoteles, paradas de bus, parking, etc.

Y claro, cuando de repente cae una tormenta fuerte como esta, el agua tiende a recuperar su camino trenzado a través de los siglos, llevándose con su fuerza todo lo que pilla a su paso. Os dejo un vídeo de lo que suele pasar en esa zona cuando llueve.

Espero que las personas responsables de estas dos víctimas, aquellas que permitieron construir donde no se debía, paguen por ello; que esta desgracia sirva para actuar allí donde la situación sea potencialmete parecida y que, por supuesto, no se permitan más atrocidades con nuestro territorio, o lo seguiremos pagando muy caro.

Buscar