Las Provincias

Los frentes

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:07

Seguro que en multitud de ocasiones han oído hablar de los frentes cuando oyen algún parte meteorológico. Vamos a ver hoy qué son realmente los frentes, qué tipos hay y por qué ocasionan esos cambios de tiempo cuando pasan sobre nosotros.

Para empezar un frente no es ni más ni menos que la línea imaginaria de separación entre dos masas de aire de características diferentes. Dependiendo de su lugar de origen existen en la atmósfera diferentes masas de aire: masas de aire polar, tropical, árticas…. Cuando estas masas de aire se desplazan, el lugar donde se encuentra la zona de contacto entre ellas es lo que se denomina frente. Dos fluidos con densidades distintas difícilmente se juntan, como ocurre por ejemplo con el aceite y el agua. Las masas de aire tienen entre ellas distintas densidades, ya que el valor de estas depende de la temperatura, por eso difícilmente se mezclan y se establece de esta forma entre ellas esa frontera de separación. El nombre tiene unas connotaciones claramente bélicas. Durante la primera Guerra Mundial, los estudios sobre meteorología sufrieron un gran avance. Fue, sin duda, la primera guerra en la que la aviación jugó un papel importante, y en la que por tanto las condiciones meteorológicas, y sobre todo su pronóstico, comenzaron a situarse dentro de las grandes prioridades bélicas. Tras terminar la gran guerra, la escuela noruega liderada por Jacob Bjerknes estableció la teoría de los frentes, dándole ese nombre por el recuerdo de la guerra recién terminada, ya que las dos masas de aire puestas en contacto, avanzando y generando mal tiempo y actividad meteorológica en su línea de frente, recordaban metafóricamente a los frentes de guerra donde millones de soldados acababan de perder la vida en la vieja Europa.

Existen diferentes tipos de frentes, destacando entre ellos como más habituales los frentes fríos y los cálidos. Vamos cuales son los difrentes tipos:

Frente frío: Corresponde a la separación de dos masas en la que el aire frío avanza y empuja al aire cálido situado delante de él. Por tanto, un frente frío es aquel en el que en el sentido de avance el aire frío va por detrás del cálido.

Frente cálido: Corresponde a la separación de dos masas en la que el aire cálido avanza detrás del frío.

 

Existen otros tipos de frentes menos habituales como el frente ocluido, que constituye un solapamiento entre el frío y el cálido. Los frentes fríos suelen desplazarse a más velocidad que los cálidos, razón por la cual cuando ambos existen simultáneamente el frente frío llega a alcanzar al cálido y se forma el frente ocluido, en donde la masa de aire cálida es elevada y desplazada totalmente del suelo, mientras se origina nubosidad y chubascos. Por último también existen los frentes estacionarios, que se forman cuando las superficies frontales que separan dos masas de aire están en reposo y ninguna de ellas empuja a la otra, en contra de lo que sucede con las tres anteriores, en las que las masas están en movimiento.

El paso de los diferentes frentes suele llevar aparejado un cambio de tiempo importante, en el que aparece un cambio en las temperaturas, al alza o a la baja dependiendo la masa de aire que llegue por detrás, y también en muchas ocasiones la aparición de lluvia. Esto se debe a que para que exista la lluvia tienen que haber ascensos de aire. Cuando el aire asciende se enfría, y como la cantidad de vapor de agua que puede tener en su seno una masa de aire disminuye cuando baja su temperatura,  llega un momento en que ya no puede contener más vapor, con lo que éste comienza a condensar (pasa de estado gaseoso a líquido) formando nubes y llegado el caso lluvia. En los frentes fríos, el aire frío que avanza por detrás, al pesar más que el cálido, se mete en cuña por debajo de él, obligándole a ascender y a que condense el vapor de agua que tiene, formar nubes y llover. En el caso de los frentes cálidos, es el aire cálido el que asciende a través de la zona de separación de las dos masas (frente).

Los frentes suelen aparecer unidos a las borrascas de latitudes medias y altas, ya que en la génesis de éstas se encuentra la existencia de dos masas de aire distintas, que a fin de cuentas es lo que nutre de energía las borrascas.  En los mapas del tiempo los frentes fríos suelen pintarse de azul, con triángulos cuya punta apunta hacia donde se mueve el frente, mientras que los frentes cálidos suelen ir en rojo, con semicírculos dirigidos de acuerdo al avance de éste:

Buscar