Las tormentas siguen siendo las protagonistas meteorológicas

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 13:49

Las tormentas están siendo las protagonistas meteorológicas de la semana en buena parte de la península. La presencia de aire frío en altura es el condicionante perfecto para este fenómeno meteorológico tan típico de nuestro clima en los meses primaverales.

Ayer, fuertes tormentas se generaron en el interior de nuestra Comunitat, dejando chaparrones intensos en varios puntos. Por ejemplo, en Utiel, se registraron un total de 34.4 litros por metro cuadrado durante la tarde, tras el paso de varios núcleos tormentosos. Otras cantidades destacadas son los 17.4 l/m2 registrados en Jalance o los 12.4 en Ademúz, todos ellos como ven en localidades del interior. En zonas costeras apenas se registraron algunos chubascos débiles (1.2 l/m2 en Valencia), debido a que las condiciones atmosféricas no favorecieron que las tormentas del interior llegaran a la costa con intensidad.

Para el día de hoy se espera una situación muy similar a la de ayer, con cielos que irán nublándose conforme avance el día y con de nuevo tormentas que pueden ser importantes en zonas del interior, no descartándose que hoy puedan llegar incluso hasta zonas costeras. Las temperaturas, por su parte, seguirán siendo suaves, en torno a los 23-25ºC, lejos de los valores veraniegos alcanzados durante la semana pasada.

Mañana, el día será más estable, con cielos casi despejados y con tan solo algunos chubascos débiles en la mitad sur de la Comunitat. Una jornada de transición de cara a una nueva situación inestable que marcará los últimos días de la semana, ya que todo parece indicar que un embolsamiento de aire frío en altura avanzará hacia la península desde centroeuropa, aumentando de forma importante la inestabilidad. Si las predicciones se cumplen, a partir de la noche del jueves, y sobre todo de cara al fin de semana, las lluvias, más persistentes e importantes que en este principio de semana, pueden ser las protagonistas del primer fin de semana de junio.