15.5 grados bajo cero en Barracas

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 13:48

La madrugada ha vuelto a ser heladora en la Comunitat, sobre todo en la parte norte donde los cielos despejados han permitido que el descenso de temperaturas nocturno haya sido más acusado. La ola de frío que desde hace días nos está afectando se está caracterizando por dejarnos unas temperaturas espectaculares, con unas mínimas negativas que hacía tiempo que no veíamos por esta zona.

Barracas, situada en el interior de la provincia de Castellón, es sin duda una de las localidades más frías de nuestro territorio, especialmente en situaciones de cielos despejados e inversión térmica. Su ubicación, en una llanura rodeada de altas montañas favorece que retenga el frío nocturno, dando valores espectaculares en estos casos. Esta última madrugada los termómetros se han desplomado en la localidad castellonense, dejando un registro que pone de manifiesto la importancia de la ola de frío que nos está afectando: -15.5ºC. Un registro sin duda importante, más si cabe al alcanzarse sin nieve en el suelo, ya que los suelos nevados amplifican de forma importante el descenso térmico.

Si espectacular es el dato de Barracas, no se quedan atrás otros que hemos obtenido esta noche, como los -9.8ºC alcanzados en la localidad valenciana de Utiel; los -8.5ºC de Vallanca; los -7.3ºC de Villar del Arzobispo; -7.3ºC en Aras de los olmos; -7.2ºC de Castellfort; o los -6.4ºC de Caudete de las Fuentes.

Por contra, en la mitad sur de la Comunitat, los cielos nublados han impedido que el descenso nocturno sea acusado, con lo que las heladas no han sido tan importantes. Prueba de ello es que Villena, una de las localidades más frías del interior alicantino, ha registrado tan solo -2ºC; y la localidad de Pinoso se ha quedado esta vez en -2.1ºC.

En las zonas costeras, aunque lejos de estos valores tan espectaculares, se han vuelto a producir heladas, como por ejemplo en el observatorio de AEMET en Castellón, donde se han alcanzado los -0.9ºC. Valencia, por su parte, ha marcado una mínima de 0.0ºC en el observatorio de Viveros, mientras que en el aeropuerto, fuera de la isla de calor de la ciudad, se han registrado -1.5ºC. En Alicante esta vez las mínimas han sido más elevadas, de nuevo debido a la nubosidad que ha permanecido durante la noche: 4.5ºC.

Mucho daño está haciendo esta ola de frío al campo, ya que estas temperaturas unidas a la poca humedad ambiental reinante han provocado las temibles heladas negras, muy dañinas para los cultivos al no estar protegidos por la capa de escarcha que se forma sobre ellos cuando la humedad es elevada. Además, el hecho de que esté helando en zonas no habituales, y durante varios días seguidos, aumenta de forma importante el daño sobre los cultivos, unos daños que irán evaluándose durante los próximos días.

Y no se crean que esta situación ya toca a su fin, ya que durante las próximas noches podremos seguir teniendo temperaturas muy bajas en buena parte del territorio, y las heladas volverán a ser las protagonistas indiscutibles de esta ola de frío, larga e intensa que estamos teniendo.