Las Provincias

La sequía del cuerno de África

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:12

Dicen los que han tenido la ocasión de visitarlo que África es quizás el continente más fascinante de la Tierra. Su belleza natural, poco alterada por el hombre, se extiende por un continente casi virgen, que produce a partes iguales fascinación, misterio, exotismo y aventura.

Pero este territorio, donde por cierto apareció por primera vez el ser humano sobre la superficie terrestre rara vez salta a los noticiarios del mundo para darnos buenas noticias. Guerras, hambrunas, matanzas o epidemias se extienden por un continente tan alejado en desarrollo del primer mundo como cercano geográficamente de él.

En estos momentos, según la ONU, el denominado cuerno de África, una región formada por los países de Somalia, Etiopía, Eritrea y Yebuti, está viviendo una de las peores sequías en años, lo que ha hecho saltar todas las alarmas ante la hambruna que ya se está viviendo en la zona, y que todo parece que se va a intensificar en los próximos meses. En concreto, y según la ONU, más de 10 millones de personas en el Cuerno de África se están viendo afectadas por la peor sequía en 60 años.

Ya de por sí, esta es una de las regiones más pobres del mundo, donde el hambre es una amenaza constante, y donde los conflictos bélicos están a la orden del día. En la mayor parte del territorio, el clima es desértico, y las escasa lluvias están sujetas a la llegada del monzón (viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial). Dentro de toda esta zona, las llanuras de Somalia y de Djibouti padecen una aridez extrema debido a que los vientos de los monzones tropicales que aportan lluvias estacionales al Sahel y a Sudán soplan desde el Oeste, de manera que cuando llegan a Djibouti y Somalia ya han perdido la mayor parte de su humedad.

Para agravar la ya de por sí complicada situación de una zona donde la escasez de lluvias afecta de forma directa a una sociedad basada en la agricultura de subsistencia, el monzón no ha sido capaz de penetrar con fuerza en la región. Este fenómeno, que se repite cíclicamente cada ciertos años, tiene su causa en el desplazamiento anómalo de la llamada Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) (zona en la que se encuentran los alisios del NE y del SE, provocando ascensos de aire y precipitaciones importantes), lo que altera el recorrido normal de los monzones, que a fin de cuentas son los responsables de las ya de por sí escasas lluvias que se producen en la zona.

Una situación sin duda preocupante para una de las regiones más pobres del planeta, en la que esta situación de sequía, unida a los conflictos armados,  está provocando, sobre todo en Somalia, un éxodo sin precedentes de personas que buscan comida, agua y seguridad en otros países. La cruda realidad de un mundo no tan desarrollado e idílico como a veces pensamos....los habitantes del mal llamado primer mundo.

Buscar