Las Provincias

Noches tropicales

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:09

El término noche tropical se utiliza en meteorología para designar aquellas noches en las que la mínima no baja de los 20ºC. No es por tanto un término periodístico de esos que de vez en cuando se utilizan por su llamativo nombre, sino que en este caso es un término muy utilizado en climatología.

Su importancia no va mucho más allá de establecer un valor significativo para caracterizar el clima de un determinado lugar, aunque bien es cierto que tiene cierta importancia en lo referente al confort climático. Cuando las noches son muy calurosas, y las mínimas se quedan por encima de los 20ºC, las temperaturas dentro de las casas se sitúan por encima de ese valor. Nuestro cuerpo, al ser animales de sangre caliente, debe mantener la temperatura interna dentro de unos valores muy determinados (alrededor de los 36.5-37ºC) y para ello, pone en funcionamiento una serie de mecanismos. Cuando por ejemplo la temperatura es alta, necesita estar disipando contínuamente el calor interno, bien mediante la sudoración, o mediante la vasodilatación (permitiendo de esta forma que la sangre circule más en las proximidades de la piel para que se pierda calor). Sea de una forma u otra, lo verdaderamente importante es que, mientras dormimos, y cuando las temperaturas son altas, nuestro cuerpo tiene que trabajar, y por eso descansamos peor y el descanso no es tan placentero. Por tanto, en las ciudades en las que se producen muchas noches tropicales, sus habitantes tienen la ventaja de poder disfrutar de las horas nocturnas en terrazas y paseos, pero en cambio pagan el precio de no descansar bien por las noches.

Nuestras capitales de provincia, situadas a orillas del cálido mediterráneo, se sitúan a la cabeza de los municipios españoles con más noches tropicales al año. El mayor crecimiento de las ciudades, unido a la mayor contaminación ambiental existente y al propio calentamiento que ha sufrido el clima durante las últimas décadas, hace que cada vez sean más las noches con estas características tropicales en nuestras ciudades.

Para que se hagan una idea, la media para el periodo 1971-2000 de noches tropicales en la ciudad de Valencia durante los meses estivales (del 1 de junio al 31 de agosto) es de 52.4 noches al año. Bien es cierto que hay que tener en cuenta que este fenómeno no es sólo propio del verano, ya que suele producirse también en noches primaverales y otoñales, aunque evidentemente con menos insistencia. En los últimos años, debido sobre todo al aumento del tamaño de la ciudad y de la tendencia al aumento de temperaturas de las últimas décadas, la media de noches tropicales en la ciudad de Valencia se sitúa en las 75 al año.

El mes de junio que acaba de terminar, ha destacado, entre otras cosas, por el bajo número de noches tropicales que han sufrido nuestras ciudades. Seguro que lo han podido notar a la hora de poder conciliar el sueño con mayor facilidad que en otros años. De hecho, según los datos del AEMET, entre mayo y junio de 2010 en las capitales se han registrado 5 noches tropicales en Valencia, 4 en Castellón y 3 en Alicante, que es el valor más bajo de noches tropicales en estos meses desde 1994 en Valencia y Alicante, y desde 1996 en Castellón. Contrastan estos datos con los obtenidos en los últimos años:

Como ven, el comienzo del verano 2010 nos ha dado un respiro a lo largo del mes de junio, aunque no se confíen, porque la próxima semana puede que el verano nos muestre definitivamente sus garras.