¿Qué probabilidades hay de que nos toque el gordo de navidad?

Antonio Rivera - 21 Dic 2014 - 23:29

Dentro de unas horas se celebrará como todos los años el sorteo extraordinario de Navidad, y quién más quién menos, tenemos nuestros décimos o participaciones a buen recaudo a ver si este año la diosa fortuna se pone de nuestra parte. Y nunca mejor dicho lo de la diosa fortuna, porque si hacemos caso a las matemáticas, que nos toque la lotería es casi un milagro... Todo se basa en el cálculo de probabilidades.

La probabilidad es la rama de las matemáticas que se encarga de medir la frecuencia con la que se obtiene un resultado determinado al llevar a cabo un experimento aleatorio, o sea, un experimento en el que todos los posibles resultados tienen la misma posibilidad de salir, lo que ocurre con la lotería. Pues bien, atendiendo al cálculo de probabilidades, para calcular la probabilidad de que salga un número determinado recurrimos a la famosa y sencilla fórmula de Laplace, que establece dicha probabilidad como el cociente entre los casos favorables (aquellos que cumplen la condición que estudiamos) y los casos posibles (todos aquellos que pueden darse). En el caso de la lotería de navidad, la probabilidad de que salga un número determinado será pues: (casos favorables 1, el gordo/ casos posibles 100.000, los números que entran en juego) P = 1/100.000 = 0.00001 Lo que expresado en forma de porcentaje supone un 0.001 %. O sea, el número que ustedes guardan con tanta esperanza en su cartera tiene sólo un 0.001% de probabilidades de salir...

Por cierto, TODOS los números tienen la misma probabilidad de salir, aunque sean raros como el 00.000. No hagan caso por tanto a numerologías ni historias similares. Ahora bien, si nos contentamos con menos y esperamos que al menos la pedrea nos haga ganar algo de dinero, en ese caso la probabilidad aumenta hasta el 1,79%...que tampoco es mucho la verdad...Bien es cierto que siempre nos queda ese 10% de probabilidades de que nosdevuelvan el dinero.... menos da una piedra. Y, entonces, ¿por qué jugamos a un juego en el que las posibilidades de ganar son tan escasas y, además, en el que los premios a repartir por dinero invertido son mucho más bajos que otros juegos como el Euromillón, La primitiva o la quiniela?. Es difícil encontrar una respuesta pero la lotería de Navidad goza en nuestro país de una tradición muy importante y arraigada. Además, ¿cómo no comprar un décimo en el bar donde siempre almuerzas o en la oficina? Menuda cara de tontos se nos quedaría si a los demás les tocara y a nosotros no ¿verdad? Por cierto, por si a alguien le interesa, las probabilidades de que nos toque la quiniela son de 0.000006969%, de que nos toque la primitiva 0.0000071%, y de que nos toque el Euromillón de 0.000001311%. Extremadamente bajas también, pero como te toque te "forras".

Por si todo esto fuera poco, los juegos de loterías son siempre desfavorables para el jugador, lo que quiere decir que lo que podemos esperar participando en este sorteo es que perdamos dinero...algo lógico ya que si no fuera así, si no fuera lo normal perder dinero, no estaría el Estado detrás para ganar él el dinero que nosotros vamos a perder.…aunque a fin de cuentas todos acabamos jugando de una forma u otra no sea que nos vaya a tocar... De ahí la famosa frase: "las loterías son un impuesto del gobierno al desconocimiento de las matemáticas"Suerte....