Las Provincias

Las Gemínidas: la mejor lluvia de estrellas del año

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:11

Aunque en nuestro país, la lluvia de estrellas de las Perseidas es la más conocida, no es ni mucho menos la única del año, ni siquiera la más espectacular. Bien es cierto que, el hecho de que las Perseidas se produzca en pleno verano, hace que las condiciones de observación sean muy favorables, con temperaturas nocturnas elevadas ideales para estar a la intemperie observando el cielo, las ha convertido en la "lluvia de estrellas" por excelencia.

Pero según comenta la Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España (SOMYCE), la lluvia de estrellas de las Gemínidas, que tiene lugar cada año mediados de diciembre, será la mejor de 2010, más intensa por tanto que las famosas y mediáticas Perseidas.

Según los espertos, esta próxima madrugada se producirá el mejor momento para observar las Gemínidas en todo su "esplendor", concretamente entre las 2.00 y las 6.00 horas de la madrugada, cuando se registrará el "máximo de material interestelar" y podrían alcanzarse hasta 120 meteoros por hora.

Esta lluvia de meteoros recibe el nombre de Gemínidas porque aparentan surgir de la constelación de Géminis y ya es visible desde hace varias noches, concretamente desde el 6 de diciembre, aunque con una intensidad menor. Una intensidad que como comentaba alcanzará hoy su máximo apogeo, para ir disminuyendo hasta el 18 de diciembre, cuando se podrá observar un meteoro por hora.

Esta lluvia de estrellas se debe a que nuestro planeta atraviesa la órbita de  3200 Faeton, un curioso objeto celeste que durante muchos años fue considerado un asteroide, aunque en la actualidad se clasifica como un cometa extinto, lo que básicamente viene a ser el esqueleto rocoso de un cometa que perdió su hielo tras numerosos encuentros con el Sol. Cada año, a mediados del mes de diciembre, el planeta Tierra atraviesa una corriente de polvo que proviene de 3200 Faetón, causando de este modo que los meteoros vuelen desde la constelación de Géminis. Esas motas de polvo, que viajan a 128.000 kph (80.000 mph) golpean nuestra atmósfera y, debido a la fricción, se calientan y se ponen incandescentes, transformándose en resplandecientes meteoros.

Aunque es un fenómeno que se observa mucho mejor desde el Hemisferio Norte, durante la madrugada de hoy también se puede observar desde el Sur, aunque sin tanta espectacularidad.

Además, el hecho de que este año coincida con Luna creciente, una Luna que se pone muy temprano (sobre la 1:30 a.m) hace que sea un año ideal para la observación de este fenómeno, siempre que nos alejemos de los focos de contaminación lumínica (ciudades) y que tengamos la suerte de que los cielos estén despejados, algo que sólo sucederá en la zona Occidental de la Península.

Por tanto, si tienen la suerte de poder estar en una zona alejada, de poder trasnochar y de tener los cielos despejados, no duden en mirar hacia el Noroeste, porque las Gemínidas prometen regalarles todo un espectáculo visual en mitad del frío nocturno.