Las Provincias

¿Hacia dónde se dirige la radiación de Fukushima?

Antonio Rivera - 20 Ene 2012 - 16:11

Uno de los aspectos de los que menos se está hablando estos días dentro del seguimiento que se está haciendo sobre el problema nuclear de Fukushima, es la importancia que tienen las condiciones meteorológicas en relación con la dispersión de la contaminación radiactiva. Sabemos que se han producido fugas de radiación, lo que significa que partículas radiactivas han escapado de la central, pero ¿qué hacen estas partículas?, ¿se desplazan de alguna forma?

Estas partículas, una vez emitidas a la atmósfera se comportan como cualquier otra partícula, y son desplazadas del lugar de emisión a diferentes lugares dependiendo de los vientos reinantes en el lugar. Por tanto, las condiciones meteorológicas existentes, serán determinantes para determinar hacia dónde se dirigirán dichas partículas.

El viento es sin duda el parámetro meteorológico más importante en este caso, aunque sin olvidar otros factores como la presencia de altas o bajas presiones (lo que determina que hayan ascensos o descensos de aire), o como la existencia de precipitaciones que pueden arrastrar desde la alta atmósfera estas partículas hacia el suelo.

De esta forma, siguiendo la evolución que tendrán los vientos en la zona, se están haciendo continuamente estudios acerca de la dirección que tendrá en las próximas horas la "nube radiactiva". El Servicio Meteorológico de Austria se está convirtiendo en uno de los referentes para el seguimiento, ofreciendo dos actualizaciones diarias y mostrándonos animaciones muy visuales que se pueden consultar aquí.

Por otra parte, utilizando el modelo HYSPLIT del NOAA, el Dr. Jeff Masters, ha supuesto dos escenarios para la radiación que se emitiera desde la Central de Fukushima, en función de las previsiones meteorológicas actuales. En este caso la línea roja del gráfico simula la trayectoria de la nube radiactiva emitida casi a ras de superficie a 10 metros, mientras que la línea azul representaría una hipotética explosión en la Central Nuclear que elevara la nube radiactiva hasta los 300 metros. La parte de arriba del siguiente recuadro nos marca las trayectorias que se tendrían en cada caso, mientras que la baja marca la altura que tendría la nube radiactiva.


Como vemos en el gráfico, los vientos siguen siendo poco favorables estos días en Japón, debido a las bajas presiones situadas al Sudeste de la costa japonesa, que impulsan vientos del Nordeste en la isla, empujando de esta forma la nube radiactiva hacia el interior del país. No obstante, dicha nube tiende a ascender, aunque como la posibilidad de chubascos en todo el país se mantiene hasta el miércoles, bien podría descender parte de esa radiactividad con las lluvias. A partir del miércoles, el viento volverá a soplar del Noroeste, por lo que la nube radiactiva volvería a circular directamente hacia el Pacífico.

Aún así, y a la espera de que todo este problema se solucione pronto, no parece que las emisiones de radiación que se han emitido desde la central sean alarmantes, y salvo en zonas muy cercanas a la central, los niveles de radiación se han mantenido en todo momento por debajo de los valores establecidos como seguros para las personas.

Para terminar quería dejarles una idea para que reflexionen. Fíjense qué cosas: Los españoles llegados de Japón han recibido durante el vuelo a casa tanta radiación como la que hubieran recibido en Tokio en 45 DÍAS. ¿Por qué? Por la radiación natural que proviene de los rayos cósmicos, y que cuando volamos en avión, a grandes alturas, nos impactan sin la protección de la troposfera. Pero claro, como es natural, parece que esa no importa...

Buscar